Drac García Palacios:

De las infinitas maneras que hay de cuidar a los demás, el cuidado terapéutico es una más. 



Esta vida humana nos brinda la oportunidad de crecer y cuidar a los demás. Nos brinda la oportunidad de devolver la bondad que nos muestran todos los seres sin cesar. 


¿Existe una relación cuerpo-mente? ¿Cómo lo sabemos?

Definitivamente hay una relación entre el cuerpo y la mente. Sabemos por ejemplo que el estado de ánimo afecta al cuerpo, y eso se manifiesta entre otras formas en su postura. También sabemos que las percepciones que tiene nuestra mente del cuerpo, como en el caso de una lesión, afectan a nuestro estado de ánimo.
 

¿Eso significa que la manera en que interpretemos una lesión afecta a nuestra experiencia de la misma (como el nivel de dolor o las posibilidades de curación)?

Eso es: cómo interpretemos una lesión afectará a nuestro estado de ánimo y éste lo hará sobre la experiencia de la lesión. Es decir, si interpretamos una lesión como algo malo, porque nos va impedir hacer aquello que nos agrada y tendremos que hacer ciertas cosas que no nos agradan, esto creará una lucha interna con la lesión. Este bloqueo, esta falta de aceptación por supuesto afecta a la experiencia de la lesión, ya sea con más dolor, menos ganas de seguir un tratamiento y menos buena energía para la regeneración tisular. Por lo tanto, es muy importante tener un actitud positiva y de aceptación. La paciencia consiste en aceptar con alegría. Por eso se llaman pacientes a los enfermos. Me gusta mucho este nombre y es una gran cualidad a cultivar.
 

¿Cómo se manifiestan en el cuerpo las emociones, las creencias y los hábitos de pensamiento?

Podemos observar estas manifestaciones a diferentes niveles. De una manera global podemos observar que cada persona tiene una manera de andar distinta, en función de las emociones que tenga en ese momento y de su manera de ser. También lo observamos en la postura, por ejemplo una persona introvertida suele tener los hombros hacia dentro, la columna dorsal cifosada y, en cambio, una persona más extrovertida tiene el pecho hacia arriba, la columna dorsal en extensión. Nuestra manera de movernos y nuestra postura puede ser una fuente muy importante de múltiples lesiones y procesos degenerativos. Cuando estamos en situaciones de estrés, hay miedos o preocupaciones, creamos mucha tensión muscular dando lugar a su lesión y al mal funcionamiento del cuerpo. Además, también podemos observar cómo cada órgano tiene su relación con la mente. Por ejemplo el hígado es uno de los primeros afectados ante una depresión o un disgusto, y esto tiene múltiples consecuencias en el organismo. La medicina oriental es la experta en estos temas. También nuestras emociones, creencias y hábitos de pensamiento afectan a nuestra dieta y con ello a nuestro cuerpo, a todos los niveles. Todo lo que forma la persona, no sólo el cuerpo, también su entorno, sus relaciones, las cosas que le pasan, son un reflejo del estado mental de ella. Mientras haya una lucha interna, el cuerpo, no fluirá de manera armoniosa.


¿Cómo usar el cuerpo para el autoconocimiento?

Para utilizar el cuerpo, o cualquier otra cosa, para el autoconocimiento hay que tener la intención de hacerlo. Esa intención surge de entender que el cuerpo es un reflejo de lo que pasa en nuestra mente, pues todos percibimos las cosas de forma diferente, según nuestro estado de animo, aprendizajes, tendencias etc. Esto nos lleva a entender que para estar en paz allí fuera hay que estar en paz aquí dentro. De ahí surge el deseo de usar el cuerpo para el autoconocimiento. Luego solo hay que escuchar qué nos dice el cuerpo y preguntarse por qué.

 

Por ejemplo, ¿cómo interpretar lo que nos dice el dolor y el malestar físico?

Lo primero que me dicen es que tengo que parar porque se esta produciendo un daño. En ese reposo, en ese silencio, empieza el río de preguntas de por qué hay dolor. Hay diferentes causas de dolor, podría ser por un traumatismo, y entonces nos podemos preguntar por qué se ha dado este traumatismo, si es que vamos acelerados, despistados, etc. Podría ser porque la zona esta en tensión. Podría ser un dolor reflejo de un daño en otra zona. A veces duele la cabeza y hay mareos y es porque hay un pinzamiento nervioso a nivel cervical debido a la tensión de la musculatura cervical, que se ha tensado porque se contrae la musculatura respiratoria porque vamos estresados o angustiados. El dolor y el malestar físico nos avisan de que hay que parar y preguntarnos qué es lo que no esta en paz.
 

¿Cómo nos ayuda conocer el dolor y saber convivir con él? ¿Cómo podemos hacerlo?

Nos ayuda a ser felices ahora y en el futuro. Es muy importante distinguir entre dolor y sufrimiento. El dolor es una experiencia desagradable en sí y el sufrimiento es la emoción que generamos al percibirlo. El sufrimiento surge de esa lucha interna entre el “yo” egocéntrico y la sensación desagradable del dolor. Este entendimiento es la llave a la liberación de todo sufrimiento. Para empezar, el mero hecho de aceptar el dolor ya es muy liberador porque la lucha se reduce. También, como he comentado antes, si utilizamos el dolor para parar y preguntarnos, para autoconocernos, se convierte en algo muy beneficioso. Esta actitud positiva ayuda a paliar el sufrimiento porque ve el dolor como algo positivo y no como algo contra lo que luchar. Cada vez que padecemos es una señal de que hay que aprender porque si supiéramos como no pasarlo mal no padeceríamos. Pero para acabar con el sufrimiento hay que ir más allá, por un lado hay que eliminar el “yo” egocéntrico. Para ello podemos recordar que en este mismo instante hay miles de personas, seres, padeciendo el mismo dolor, y así se reduce la gran importancia que le damos a nuestro propio dolor, que nace de la autoimportancia. Por otro lado, hay que reducir la solidez con la que percibimos la experiencia de dolor. Parece que esta ahí de verdad, independientemente de lo que yo piense o interprete, y en realidad es todo lo contrario. El dolor, para existir, depende de ser percibido y es completamente subjetivo. Para entenderlo podemos recordar que cuando nos dormimos el dolor cesa porque cesa nuestra percepción. También reconocemos que con una misma lesión en diferentes personas, éstas tienen diferentes niveles de dolor. Con este entendimiento podemos reducir la solidez con que percibimos nuestro dolor y relativizar su importancia ya que vemos que es una mera apariencia. Además del aprendizaje personal, mientras éste se realiza, a nivel temporal también hay que ayudarse de técnicas y métodos para reducir el dolor, como analgésicos, calor, etc. También es muy beneficioso realizar ejercicios de respiración y otras técnicas de meditación. Nos ayudan a conectar con nosotros mismos y a dirigir la energía, a soltar ese dolor con cada espiración. He visto personas con mucho dolor pero sin sufrimiento.
 

¿Cuáles son los principales errores (hábitos y pautas insanas) que afectan a nuestra salud general (de cuerpo y mente)?

Creo que nuestro principal error es contentarnos con la búsqueda de una felicidad temporal. Y esto se puede extrapolar a todos los ámbitos de la persona: mente, cuerpo, entorno y actividad social. Por ejemplo, si nos sentimos un poco bajos de energía, buscamos algo de azúcar para resolver el problema en el instante, y sí, el primer instante nos da el subidón pero al cabo de unos minutos nos da un bajón aún mayor del que había antes. De ahí nos volvemos adictos al azúcar, con muchos problemas para la salud. Cuando simplemente podríamos aceptar y relajarnos, y preguntarnos ¿por qué estoy cansado? Y así con infinidad de ejemplos, donde cada uno ya sabe los suyos.
 

¿Descansar mal es un síntoma? ¿De qué?

Descansar mal es un síntoma de que la mente está agitada y por lo tanto de que hay que poner esfuerzo en observarla y arreglarla.
 

¿Cómo le afecta el descanso insuficiente a los músculos, el esqueleto y el organismo en general?


Durante el descanso, los órganos, músculos y esqueleto se van regenerando. Por lo tanto, un descanso insuficiente da lugar a fatiga, a falta de reparación tisular y a debilidad. Por eso un descanso insuficiente conlleva muchos problemas de salud.



En lo que se refiere al cuerpo, ¿es en el esqueleto donde más huellas deja nuestro estilo de vida?

Cada persona tiene partes del cuerpo más débiles que otras y es en ésas donde se acaban manifestando las huellas de nuestro estilo de vida. Para una persona serán los huesos, para otra la piel, a otras se les manifiesta en algunos órganos, a otras en los músculos...




¿De qué manera las emociones se manifiestan en la espalda?

Una tensión del diafragma, el músculo de la respiración, por estrés u otras emociones, hace tensar la musculatura del cuello y con ello da lugar a dolor en la espalda. Si el hígado u otros órganos se inflaman por afectación emocional, estos provocaran desalineaciones que provocarán tensiones en la espalda y con ello dolor. Nuestras emociones también afectan a nuestra postura en general y por lo tanto afectan a nuestra espalda. El reflejo de las emociones se puede observar incluso a nivel celular, cómo éstas se regeneran, y por lo tanto afectarán a todos los tejidos.


1. Sugerencias para dormir bien.

Para dormir bien, principalmente hay que tener una mente relajada. Para ello, principalmente hay que estar en paz con uno mismo. Además, un ejercicio sencillo de entender y que nos puede ayudar mucho antes de ir a dormir, es el de concentrarse en la sensación del aire cuando entra y sale por los orificios nasales. Simplemente nos concentramos en esta sensación y dejamos pasar de manera relajada todas las demás sensaciones y pensamientos. Esto ayudará a relajarnos mucho, parando poco a poco toda la actividad mental que ha ido sucediendo durante el día.

Además, tenemos que tener en cuenta consejos como no comer mucho antes de acostarnos, realizar actividades relajadas y disponer de un lugar limpio y ordenado.

 

2. Pautas para un estilo de vida sano.

Actualmente hay mucha información sobre pautas para un estilo de vida sano. Incluso nosotros mismos sabemos cuando algo nos hace bien o mal. Entonces, ¿qué es lo que falla? Por qué no tenemos energía para seguir estas pautas? Porque no tenemos una motivación positiva y que sea suficientemente fuerte. Para mí, la pauta principal para un estilo de vida sano sería preguntarse antes de hacer cualquier cosa si eso beneficiará a los demás. Si es así, no habrá problemas ni con los demás ni con nosotros mismos. Nos cuidaremos para poder cuidar a los demás. De esta manera, haremos ejercicio, dietas, todo aquello que nos sienta bien, sin ningún problema.

 

Drac Garcia Palacios es fisioterapeuta, especializado en rehabilitación deportiva, de traumatología, para personas mayores y con discapacidades varias. Su formación profesional como fisioterapeuta está enriquecida con otros enfoques holísticos y espirituales.
http://www.CuidadoTerapeutico.com
629291666




Entrevista realizada por: Marié Morales.


















 
Marié Morales
@crecejoven

En estas páginas nos proponemos investigar las causas del envejecimiento, que es como decir de la vida y el crecimiento, y a partir de ahí, establecer unas pautas que nos permitan vivir una vida más larga, sana, y en definitiva, feliz.  más >>








Descárgatelo gratis


Descárgatelo gratis


Descárgatelo gratis


Descárgatelo gratis


Descárgatelo gratis


Descárgatelo gratis