Walter Riso: 

Sólo se puede amar, y vivir, desde la autonomía personal y no desde la dependencia.



Autor de diversos bestsellers de autoayuda, se ha convertido en uno de las referencias inevitables en la bibliogafía sobre el crecimiento personal. Ha vendido más de 500.000 libros, que se han traducido a varios idiomas.


Escritor de origen italo-argentino, realizó sus estudios de psicología en la universidad de San Luis (Argentina) y en Medellín (Colombia). Obtuvo la especialización en Psicología Clínica en Barranquilla, Colombia. Desde hace más de 20 años trabaja como psicólogo clínico, práctica que alterna con el ejercicio de su cátedra universitaria y la realización de investigaciones y publicaciones en diversos medios. Actualmente es profesor de terapia cognitiva y coordinador general del centro de estudios avanzados en sicología clínica en Medellín (Colombia).



El aprendizaje de la autonomía.

La vida de Walter Riso aparece como un aprendizaje continuo de lo que predica, tal vez por eso convence tanto. Su biografía es la práctica continuada del cambio y la adaptación. Nacido en Nápoles, Italia, y con sólo 1 año, su familia se traslada a Buenos Aires. En una familia de cocineros (no casualmente "ese tipo de alquimia" es uno de sus grandes hobbies), a los 13 años se mudan a San Luis, en el ombligo de Argentina, para poner una pizzería, y vive la experiencia de la convivencia de dos grandes familias italianas bajo el mismo techo "tíos, primos, padres, hermanas, todo junto, revuelto y encantador". Pero la pizzería "El Vesubio" quiebra y se ven obligados a regresar a Buenos Aires, donde Walter encuentra trabajo en una empresa que diseña ascensores y, al mismo tiempo, estudia Ingeniería Electrónic. No llegará a acabar la carrera poque, tras cinco años de estudio y a pocos pasos de la licenciatura, hace acto de presencia su faceta hippie y abandona los chips para seguir explorando el mundo. Vuelve a San Luis para empezar una nueva vida en terrenos nuevos como la Psicología y el teatro. ¿Por qué Psicología? "Porque estaba cansado de los chips, las matemáticas y los circuitos. Prefiero el software al hardware". Hasta el golpe de estado de Videla cerrando universidades, cuando, junto con otros 8 amigos, se exilian a Medellín, Colombia.
Allí conoce a su primera mujer, psicóloga también, con la que tiene dos hijas, se separa después de 12 años de matrimonio y se interna en las llamadas espirituales de Oriente (budismo, hinduismo). Desde hace 6 años vive una relación de pareja estable y "emocionalmente autónoma", tal como predica, con su segunda mujer.

Walter Riso (Riso en italiano significa arroz, y es que explorando en su árbol genealógico descubrieron que sus orígenes proceden de irlandeses arroceros llegados a Italia en el 1400) está convencido de que todos los problemas en su vida le han servido para crecer, desde la muerte de su madre cuando él tenía 19 años, cuando su padre cayó en depresión y él tuvo que hacerse cargo de la familia por un tiempo, hasta las ausencias de amor con tanto traslado y exilio, que le llevaba a escribir sin parar largas cartas cargadas de sentimientos, y que le permitió desarrollar su faceta literaria y su forma de amar libre y autónoma. Las ausencias le hacen creer en el amor independiente y la pérdida de amigos, durante la época de la dictadura, le acercan a Aristóteles ("Una vida sin amigos no merece vivirse"), y obras claves para él como su Ética de Nicómano y Sobre la amistad, de Cicerón.

Sus amigos le consideran "un guerrero". Sus dos primeros libros de crecimiento personal, "Aprendiendo a quererse a sí mismo" y "Deshojando margaritas", los escribió en una máquina Broders que funcionaba mal, lo imprimió él mismo y fue ofreciéndolo por las librerías, donde le aceptaban uno o dos, sin compromiso, convencidos de que no se iba a vender. "Persistencia cuando hay que persistir y resignación cuando hay que saber perder -dice Riso-. Yo uso ambas".

Se recuerda como un adolescente rebelde, amante de la música de Vétales, Hendrix, Rolling Stone, las huelgas de hambre y las manifestaciones contra la discriminación. Lector empedernido de Herman Hesse, Borges, Cortázar, Spinoza, Montaigne, Krishnamurti y Kant. Digamos que "un rebelde racional".

Riso tiene publicados 13 libros de crecimiento personal y cinco de tipo técnico. Suma y sigue, porque hacia fin de año sale al mercado otro sobre Terapia Cognitiva. Para él, que confiesa que "nunca tuve sueños de fama o dinero", el principal objetivo es que su obra "sea útil". Y para ello, considera que hay que salir de los esquemas demasiado rígidos de la psicología más tradicional y echar mano de otras fuentes aún más tradicionales, como la filosofía griega y las culturas milenarias.
 

Su filosofía.

Psicólogo especializado en Terapia Cognitiva y Magíster en bioética, combina sus conocimientos científicos con sus estudios de teatro (cuatro años) y Filosofía (otros cuatro). "Hay que volver a los griegos -dice-. Mi pasión es poder reunir psicología y filosofía en mis libros".
Otros de sus objetivos son "la prevención y la promoción de la salud". "La gente tiene derecho a la información y los psicólogos deben tener esa función de divulgadores". Lo cual no quiere decir tener siempre a punto la respuesta y la receta. "Lo que pretendo es crear un espacio de reflexión donde la gente se piense a sí misma". Promocionar el humor ("a veces negro, a veces gris; parte de la salud mental consiste en saber reírse de uno mismo de una manera constructiva"). Y renunciar a los escapismos, por muy optimistas que nos aparezcan ("resulta más efectivo ver las cosas como son, por eso prefiero el realismo al pensamiento positivo").
 

Mensajes que se repiten en sus libros:

Para que el amor funcione debe haber: Eros: deseo/yo; Filia: amistad/yo-tú, y Ágape: compasión/tú-yo.
Sólo se puede amar, y vivir, desde la autonomía personal y no desde la dependencia.
La adicción, en cualquier de sus manifestaciones, es inaceptable (incluida la afectodependencia).
Sólo desde la autoaceptación completa se pueden afrontar todos los sentimientos.
Sé realista y no te engañes con afirmaciones positivas decepcionantes.
La asertividad nos permite una mejor defensa psicológica y nos hace personas más seguras.
Sólo desde el autorrespeto podremos respetar a los demás.
Asumir la responsabilidad de la propia vida y de nuestras relaciones interpersonales.

Conceptos claves: autoeficacia (confianza en la propia capacidad), autoestima (quererse a uno mismo, aceptarse), autoconcepto (percibir una buena imagen de nosotros mismos).
 

Sus libros:

Aprendiendo a quererse a sí mismo.

Deshojando Margaritas.

De Regreso A Casa.

Intimidades Masculinas.

Amar o Depender.

Jugando Con Fuego.

Ama y No Sufras.

Cuestión de dignidad.

Amor divina Locura.

 

Cosas que nunca nos dijo.

Dicen que es muy exigente (una vez le hicieron huelga los estudiantes) y un poco desconfiado. Cosas del realismo que le caracteriza, que no le deja ser demasiado optimista.

 


Texto: Marié Morales.




















 
Marié Morales
@crecejoven

En estas páginas nos proponemos investigar las causas del envejecimiento, que es como decir de la vida y el crecimiento, y a partir de ahí, establecer unas pautas que nos permitan vivir una vida más larga, sana, y en definitiva, feliz.  más >>








Descárgatelo gratis


Descárgatelo gratis


Descárgatelo gratis


Descárgatelo gratis