Paulo Coelho:

Mi intención en cada libro es descubrirme a mí mismo.

Considerado uno de los autores de autoayuda más influyentes en la actualidad, prácticamente todos sus libros han dado la vuelta al mundo, llegando a más de 150 países. Se han traducido a 56 idiomas, y la cifra sigue sumando. Tan sólo "El alquimista" (1988) sobrepasó en España la venta de más de 10 millones de ejemplares en sus primeros 10 años y 50 reediciones. Y la carrera sigue imparable.


Se calcula que en la actualidad se han vendido en el mundo más de 43 millones de ejemplares de toda su obra.

Y sin embargo, la vida de este maestro contemporáneo no siempre ha sido tan fácil ni ha estado tan clara y definida.



Rebelde con causa.

Nacido en Río de Janeiro (Brasil), en 1947, en el seno de una familia de clase media, Paulo no tarda mucho en rebelarse contra las imposiciones religiosas del colegio de jesuitas al que asiste, la mediocridad del sistema de valores en el que se halla inmerso y, sobre todo, las exigencias familiares para que acabe convertido en un ingeniero. A Paulo le tira escribir (ya en la escuela ha coleccionado varios premios de redacción, incluido el que se ganó su hermana Sonia con un texto que él había tirado a la basura) y, cómo no, leer. Lecturas como el trópico de Cáncer de Henry Miller, que echan leña al fuego de su pasión por vivir su propia vida y descubrir el mundo a su manera. Ésta es una rebeldía que su padre interpreta como enfermedad mental, haciendo que a los 17 años fuera internado en un psiquiátrico (dos veces) para ser sometido en repetidas ocasiones a sesiones de electroshock.
 
Pero no sería esa la única experiencia traumática de su vida. En plena dictadura brasileña, sufrió cárcel y tortura a lo largo de una semana. La búsqueda continúa en la facultad de Derecho (carrera que no concluye), mientras se dedica al teatro, al periodismo (underground) y a la composición de letras de canciones rock. En medio de tantas actividades alternativas, opuestas al régimen político, y oficios de mala muerte (como es considerado el teatro por su familia) su padre vuelve a internarle en un psiquiátrico, costumbre a la que sólo pone fin cuando un senador, haciendo uso de lecturas del propio Coelho en medio de una sesión plenaria, consigue que se prohíba en el país las internaciones hospitalarias arbitrarias.
 
La vida de Coelho es un ejercicio constante de búsqueda, pasando por la lucha política e ideológica, las comunas hippies, el sexo (homosexualidad incluida), las drogas y, cómo no, el camino espiritual.
 
Es después de realizar el camino de Santiago cuando escribe su primer libro, El peregrino de Compostela. Diario de un mago (1987). Un año después publica El alquimista, del que sólo se venderían 900 ejemplares en su primera edición y la editorial decide no seguir con la publicación. Coelho no se da por vencido y consigue otra editorial para el libro, que acabaría en las listas de bestsellers de más de 150 países.
 
 
 

Su filosofía:

Escribir, para Coelho, forma parte de su búsqueda personal, y puede que éste sea el secreto de su éxito: "Mi intención en cada libro es descubrirme a mí mismo, de forma sencilla y cercana, para que mi alma conecte con otras almas".
 
 
 

Mensajes que se repiten en sus libros:

Persigue tu sueño, cumple tu misión personal.
El universo conspira contigo para la realización de tu misión.
No hay ganancia sin esfuerzo, lucha hasta el final.
Decide. No puedes tomar decisiones claras y correctas si no vives el presente.
Supérate. Cuando buscamos ser mejores, todo a nuestro alrededor mejora también.
 

Sus libros:

 
El peregrino de Compostela (1987).
 
El alquimista (1988).
 
La quinta montaña (1997).
 
Manual del guerrero de la luz (1998).
 
Verónica decide morir (2000).
 
El demonio y la señorita Prym (2001).
 
El zahir (2005).

 
Otras: Brida, Maktub, Once minutos, La quinta montaña, A orillas del río Piedra me senté y lloré.
 
 
 

Cosas que nunca nos dijo:

En realidad Paulo Coelho nos lo ha contado casi todo sobre él. "No he querido esperar a morir para que los biógrafos contaran de mí lo que yo he ocultado en mi vida. Ahora todo el mundo sabe lo que he sido, de carne y hueso como todos. Así me siento más en paz".
 
De su paso por el psiquiátrico recuerda la tentación de quedarse ahí, elegir quedarse "instalado en la locura y vivir tranquilamente sin trabajar". Pero sobre todo le sacaría partido a la experiencia posteriormente, cuando un grupo paramilitar lo secuestró y torturó y sólo pudo salvarse haciendo ver que era un loco con un historial psiquiátrico tras de sí. Durante el tiempo de secuestro, se autolesionaba continuamente, actuaba de una manera absurda y les contaba su paso reiterado por el manicomio, hasta convencerles de que no era un militante político peligroso sino, simplemente, un pobre loco.



Texto: Marié Morales.




















 
Marié Morales
@crecejoven

En estas páginas nos proponemos investigar las causas del envejecimiento, que es como decir de la vida y el crecimiento, y a partir de ahí, establecer unas pautas que nos permitan vivir una vida más larga, sana, y en definitiva, feliz.  más >>








Descárgatelo gratis


Descárgatelo gratis


Descárgatelo gratis


Descárgatelo gratis


Descárgatelo gratis


Descárgatelo gratis