Florence Safford:

Lecitina para mejorar la memoria.

Florence Safford

Recientes estudios realizados por Florence Safford, profesora asociada de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad Internacional de Florida, vienen a demostrar que la ingesta diaria de lecitina ayuda a mejorar las funciones de la memoria. 


Parece ser que el proceso del envejecimiento suele ir asociado a una disminución gradual de las funciones de la memoria, que empieza a hacerse notar a partir de los 40 años.
 

Conclusiones de Safford.

La muestra estaba formada por 120 personas entre 35 y 80 años, de diversas características socioeconómicas. Todas ellas se consideraban sanas, pero habían empezado a notar problemas de lapsus de memoria que se manifestaba en pérdida de objetos (olvido de dónde se habían dejado), dificultad para recordar nombres de personas o palabras para expresarse, se olvidaban de hacer cosas que tenían previsto hacer o el motivo por el cual habían acudido a la mesa o entrado en una habitación. Lapsus de memoria menores pero que resultaban preocupantes por la novedad (anteriormente no se producían) o por la reincidencia (cada vez se daban con más frecuencia).
En el estudio se pudo constatar que las personas entre 35 y 49 años mejoraban notablemente su atención y memoria, disminuyendo esta mejora a medida que las personas eran de mayor edad. Pero en todos los casos se pudo observar una mejoría importante en la memoria y, aparentemente, en el estado de ánimo.
Esta mejora pudo apreciarse a partir de la primera semana de tomar dos cucharadas de postre de lecitina por la mañana con el desayuno y dos cucharadas más con la comida del mediodía (3,6 gramos diarios). Al cabo de las tres semanas que duró el estudio, la mejora resultaba bastante evidente.
 

La lecitina y el cerebro.

Sólo a partir de la última década hemos empezado a entender las bases bioquímicas del funcionamiento del cerebro, incluyendo sus funciones de la memoria, las emociones y el comportamiento. Actualmente sabemos que el cerebro está constituido por 100.000 millones de neuronas alimentadas por un billón de células de apoyo conectadas por billones de sinapsis. Estas señales son llevadas a cabo por enzimas llamadas neurotransmisores, siendo una de las más comunes la acetylcolina (Ach).

Actualmente sabemos que el aprendizaje y las emociones están relacionados con una específica actividad de los neurotransmisores en el cerebro y que la pérdida de memoria experimentada a partir de los 40 podría ser consecuencia de una disminución de la enzima acetylcolina.
Por otra parte, sabemos que una cierta cantidad de colina es necesaria para la síntesis de acetylcolina y que la mayoría de la gente, y en especial las personas mayores, no se alimentan de forma que satisfagan estas necesidades de colina. Pues bien, la lecitina es la fuente más importante conocida de aporte de colina.
Otros experimentos con animales han demostrado que la lecitina protege la estructura así como la función de las neuronas y, por lo tanto, puede prevenir la destrucción de neuronas que tiene lugar en el proceso del envejecimiento.
Todas estas investigaciones inciden y coinciden en la teoría sobre el importante papel de la lecitina y la colina en la síntesis de la acetylcolina y su importancia en la función de la memoria.
 

¿Qué es la lecitina?

Lecitina es el nombre común para un determinado tipo de fosfolípidos, aunque técnicamente se denomina fosfatidilcolina.
Los fosfolípidos son componentes importantes que se encuentran en la estructura de todas las membranas celulares. La lecitina, una importante fuente de fosfolípidos, es necesaria para todas las células vivas del organismo humano. Las membranas de las células que regulan los nutrientes que pueden penetrar o no en la célula, están compuestas en gran medida de lecitina. Sin lecitina, las membranas de la célula se endurecerían. La membrana celular ofrece protección frente al daño por oxidación. Es interesante que las cubiertas protectoras que rodean el cerebro y las células nerviosas contienen fosfolípidos como los que se encuentran en la lecitina.
También las células musculares y nerviosas contienen esta sustancia grasa esencial. La lecitina es una rica fuente de vitamina B, especialmente la colina.
La lecitina puede encontrarse en gran concentración en la soja y en la yema de huevo. Aunque la lecitina es una sustancia grasa, actúa como agente emulgente, contribuyendo a la descomposición de las grasas y el colesterol. Hace posible que las grasas, como el colesterol y otros lípidos, puedan disolverse en el agua y ser eliminados del organismo. Los órganos vitales y las arterias son protegidos de las formaciones grasas con la inclusión de lecitina en la dieta.
Se utiliza en los alimentos como emulgente de las grasas. Como suplemento nutricional es una fuente natural de muchos fosfátidos nutrientes, incluyendo fosfatidil-colina, fosfatidil-inositol y otros. La función fisiológica más importante puede ser el papel que juega en el proceso bioquímico celular, mitocondrial y del plasma.




Propiedades de la lecitina de soja

  • Funciona muy bien en el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares y niveles de colesterol altos o desequilibrios entre colesterol bueno y malo (HDL/LDL ). Muchos estudios científicos relacionan el consumo de lecitina con la disminución del colesterol plasmático y un incremento de colesterol HDL (el bueno) de un 46%
  • Para el exceso de Triglicéridos y/o problemas de metabolización de grasa.
  • Contrarresta la infiltración grasa del hígado y le protege de sustancias nocivas.
  • Disminuye los niveles plasmáticos elevados de Homocisteína ( que producen un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares).
  • Mejora del rendimiento atlético. Aunque no está totalmente claro a través de que mecanismos (por la acción de la acetilcolina sobre las fibras musculares o por la disminución, comprobada, de la excreción urinaria de carnitina); lo que sí es claro es que durante el ejercicio los niveles plasmáticos de Colina disminuyen marcadamente.
  • Aumenta los niveles de acetilcolina, que pueden ser deficientes en ciertas afecciones neurológicas y en la vejez.
  • Como hemos visto más arriba, estudios recientes también están demostrando que la fosfatidilserina (uno de los nutrientes en que es rica la lecitina) mejora, en cierta medida, la memoria y la capacidad cognitiva.
  • Beneficiosa para niños, especialmente con problemas de aprendizaje (mejora en la memoria).


 


Texto: Marié Morales.


 

















 
Marié Morales
@crecejoven

En estas páginas nos proponemos investigar las causas del envejecimiento, que es como decir de la vida y el crecimiento, y a partir de ahí, establecer unas pautas que nos permitan vivir una vida más larga, sana, y en definitiva, feliz.  más >>








Descárgatelo gratis


Descárgatelo gratis


Descárgatelo gratis


Descárgatelo gratis


Descárgatelo gratis


Descárgatelo gratis